Los espectros del suicidio en la China imperial

año nuevo

Básicamente el mundo de los espíritus en China se divide entre los espíritus de la naturaleza, incluyendo a la cabeza de ellos al del cielo y los de otros grandes elementos cósmicos, y los de origen humano, entre los que destacan igualmente los ancestros imperiales, quienes no es por casualidad que están en contacto con el cielo, la Estrella Polar u otros centros de poder cósmico.

Entre los espíritus de origen humano, es decir, las almas de las personas tras su muerte, hay dos tipos, los buenos shen 神 y los malos gui 鬼, en realidad son dos tipos de seres de la misma naturaleza que solo se diferencian por su comportamiento para con las personas. Por regla general los shen han recibido un funeral correcto, y son regularmente alimentados por sus descendientes mediante ofrendas en las fechas señaladas.

Algunos tipos de fantasmas

Los gui, por el contrario, son espíritus hambrientos, que vagan por el mundo haciendo el mal porque buscan alguien que les alimente. Suelen producirse por la muerte de personas que no tienen descendientes, soldados en la guerra, viajeros, o muertes anómalas,  y para apaciguarlos se realizan ceremonias anuales en honor a todos los espíritus que se encuentran en esta situación, generalmente durante el Festival por los Espíritus Hambrientos en el día 14 del séptimo mes lunar, esperando que de esta forma no causen el mal a la gente.

Especialmente poderosos y por lo tanto temidos por la gente, entre los espectros que se originan a causa de muertes “extrañas” son los fantasmas de las mujeres que mueren en el parto, así como los de los suicidas y los que son devorados por un tigre. Los espectros de las mujeres que mueren durante el parto son muy poderosos y pueden embrujar la casa donde han muerto, llevando la desgracia a sus propia familia. En muchas ocasiones, la muerte de una mujer en estas circunstancias era una maldición familiar.

Fantasmas de personas devoradas por un tigre.

Igualmente temidos eran los fantasmas que se veían obligados a actuar como tales hasta que encontraban una nueva víctima que les sustituyera. Hay incluso un carácter chino para denominar este tipo de espectros:  伥 chang. Que en el libro de los caracteres chinos es definido e interpretado: “espíritu maligno (generalmente como consecuencia de ser mordido por un tigre). Una persona 亻 extiende 长 su vida, pues tras ser mordido por un tigre en lugar de morir se convierte en espíritu maligno.”[1] Pues estas personas se ven forzadas a conseguir otras víctimas, a veces una sola o un número determinado de ellas, que les sustituyan en su labor destructora antes de poder descansar en paz.  

Aunque ese carácter伥 chang se utiliza en general para denominar a los fantasmas que seducen a las personas para colocarse en una situación de debilidad, poder ser atacados, y sustituir al fantasma en su puesto, son  especialmente considerados como producidos por los tigres. De hecho, en chino a las personas que se ven forzadas a hacer el mal a una tercera persona se les denomina “señuelos de tigre”[2], pues cuando devora a un ser humano, su espíritu no puede liberarse y se queda como su esclavo. En algunas ocasiones ni siquiera son suicidas los que caen bajo el embrujo de los tigres y son obligados a cazar humanos para sus nuevos amos, como el taoísta del cuento El tigre en las Gargantas del Yangtzé[3], que ya había matado a 999 hombres y sólo le falta uno más para acabar de purgar el castigo por ofender a un dios.

 Tipos de suicidas en la cultura china

Los suicidas “malos” comparten con los mordidos por un tigre esa necesidad de atraer nuevas víctimas a su situación. Les llamamos suicidas malos porque en la cultura china nos encontramos con varios tipos de suicidios que son culturalmente considerados de manera muy diversa.

– Los suicidios buenos o santos. Son considerados como tales los de las viudas castas, es decir las mujeres, muchas veces muy jóvenes, que ante la muerte del marido y para evitar la posibilidad de un nuevo matrimonio, especialmente si su familia la considera una carga y ve ese peligro, deciden poner fin a su vida antes que ser infiel a ese marido. Estos suicidios estaban tan bien considerados por la sociedad que las autoridades locales informaban al Ministerio de los Ritos, y en muchas ocasiones se erigían arcos en honor a estas mujeres.

– Hay también una amplia variedad de suicidios políticos. Por ejemplo, ministros caídos en desgracia podían considerarse afortunados si el emperador les entregaba una cuerda para que pusieran fin a su vida. En realidad era un gran favor que señalaba que no iban a ser torturados hasta la muerte y que sus familias tampoco sufrirían por su castigo. Pues en algunas ocasiones el sentido de responsabilidad familiar hizo que se castigarán a cientos o miles de personas de la familia y el clan relacionados con la persona culpable, como en algunas de las purgas llevadas a cabo a principios de la dinastía Ming.

También era normal que los generales se suicidaran ante el fracaso en una batalla, o que ministros y servidores leales de una dinastía se suicidarán antes de servir a la nueva. Hay otros muchos ejemplos de suicidios que nos han llegado en los relatos históricos que aún teniendo en algunas ocasiones un carácter ejemplarizante no los vamos a considerar ni santos ni “malos”.

Un carácter especial de suicidios, que no vamos a tocar ahora, tendría para algunos autores, la búsqueda de la inmortalidad de los taoístas, entre quienes la liberación de su propio cuerpo sería un lento y programado suicidio, cuando no un suicidio temerario la muerte en el camino a esa “liberación.”

 Mujeres suicidas

El suicido malo, como el bueno o heroico es un reflejo muchas veces de la débil posición de la mujer en la familia o la sociedad, especialmente de las mujeres secundarias y concubinas de las familias adineradas. En situaciones desesperadas el suicidio es para las mujeres no solo una salida, sino una venganza contra las personas que las han hecho sufrir y contra la sociedad en general, pues su espíritu buscará una nueva víctima y esa otra más llevando el mal en un bucle infinito a la comunidad de la que fue excluida.

Entre las formas de suicidios femeninos, algunas de las más corrientes eran el envenenamiento, el ahorcamiento y el suicidio en el agua, pero solo estas dos últimas formas provocaban, además de la muerte física, esa “malformación” del alma que la obliga a buscar otra víctima.

El ahorcamiento es descrito en numerosas narraciones, de las que De Groot en The religious System of China, ha traducido unas cuantas, como una seducción que la mujer experimenta por los fantasmas responsables de la misma, tal vez las causas de su propia desdicha que presentan ante ella como única forma de salir de ellas un modelo ya presente en la sociedad. En algún episodio el lector ve cómo la mujer pone casi de forma inconsciente su cabeza dentro del lazo y se dispone a morir, siendo salvada en el último momento en algunas ocasiones.

Los suicidios por ahogamiento

Las suicidios por ahogamiento son los de más larga tradición, a la vez los más poderosos ante la visión de la gente, y los que más influencia han ejercido en el folklore de China[4]. Numerosas deidades locales son el alma de una muchacha ahogada. Posteriormente, una vez que la sociedad, por medio de ofrendas, ha hecho olvidar al espíritu de la mujer la desgracia que la llevó al suicidio, éste puede convertirse en una deidad protectora, y cuando su labor, por ejemplo en tiempos de sequía, es reconocida por las autoridades, puede llegar a convertirse en una deidad regional de cierto rango.

Pero volvamos a los fantasmas, el tema que tratábamos. Los fantasmas de los ahogados, dado que atormentan los lugares donde murieron, se identifican con el exterior, ya sea con masas de agua naturales o pozos hechos por el hombre o estanques de jardines. La imposibilidad de recuperar el cadáver en el elemento que es la causa de la muerte y la falta de un entierro adecuado contribuyen a la temible imagen de esos fantasmas. “Cuando toman forma humana, la búsqueda de sustitutos es a menudo a través de engaños, con el fantasma produciendo una atractiva ilusión que atrae a la víctima a las aguas, o simplemente pueden arrastrar a sus víctimas hacia abajo” (Huntingtong 2005: 5[5]).

Entonces vemos que los espíritus de las mujeres que se suicidan en las fuentes de agua pueden seguir dos caminos: un camino a la gloria cuando su inmenso poder es puesto al servicio de una comunidad reconciliada con ella, y el camino a la desgracia cuando sólo busca encontrar otra víctima que la sustituya, pues esta víctima a su vez buscará otra y continuarán de esta forma por tiempo indefinido.

Epidemia de suicidios entre los Lahu y los Naxi.

Durante las primeras décadas del siglo los primeros investigadores de las culturas de las minorías en Yunnan descubrieron que en algunas de ellas había un número inusualmente alto de suicidios, especialmente llamativos fueron los informes sobre los Lahu[6] y especialmente sobre los Naxi[7]. En ambos casos las llamadas “epidemias de suicidios” eran parte de la adaptación de la sociedad de unos modelos de igualdad de género a otros en los que las mujeres quedarían subordinadas a los hombres, y las jóvenes respondían con el suicidio a unas nuevas reglas que amenazaban con hacerlas perder su pretérita libertad, y lo hacían, con el tono romántico que caracteriza a la juventud, cuando llegaba la hora de formar una familia.

Entre los Naxi, en la ciudad de Lijiang, el centro de la influencia china, los jóvenes vivían en dos realidades opuestas. Por un lado seguían las costumbres chinas en las que el matrimonio era arreglado por los padres, por otro, a diferencia de los chinos que permanecían segregados por género desde temprana edad, los jóvenes interaccionaban con otros de distinto sexo con total libertad. Como es natural, muchos de ellos se enamoraban, sólo para despertar a la realidad de que su matrimonio ya había sido definido.

El temor a los fantasmas del suicidio, que tanto daño hacía a las familias y a la sociedad era tal que la Ceremonia para Propiciar a los Demonios del Suicidio, llamada Harlalluko, era la más larga y compleja de las que llevaban a cabo los chamanes llamados Dongba, pues incluía una compleja serie de rituales que se alargaba durante tres días. Una parte importante de estos rituales consistía en la recitación del mito de los orígenes del suicidio, la historia Lubanlushao.

Belleza del mito del origen del suicidio Naxi

Esta narración, también llamada  el Romance de Kama Yumiji es una obra literaria de gran belleza. Su descripción de las escenas románticas que llevan al suicidio de la joven pareja protagonista tiene tal emoción poética que los padres de los jóvenes suicidas acusaron a los chamanes Dongba de promover el suicidio a través del recitado de este mito, pues lógicamente eran bien remunerados por llevar a cabo una  larga y extenuante ceremonia de tres días.

Todavía hoy, a pesar del tiempo pasado y de las transformaciones que ha vivido el mundo y la sociedad Naxi, cuando me dispuse a traducir los principales mitos de esta minoría al español[8], dudé si incluir el Romance de Kama Yumiji o no, ante el temor de que todavía pudiera incitar al suicidio hoy en día. Sólo el convencimiento de que su repercusión mediática sería mínima, aportando por otra parte un valioso material para los estudiosos de las culturas de las minorías en China, me animó a incluirla finalmente.

Apologética

Dicen que los libros tienen vida propia, y que, aunque el autor los inicie luego siguen el desarrollo que ellos mismos se van marcando, y hoy he descubierto que los post de las páginas webs también pueden tenerla. Comencé este post como una breve reseña del magnífico estudio de la señora Rania Huntingtong sobre los fantasmas del suicidio, pero está claro que me he acercado a este tema en algunas de mis obras (siento referirme tanto a mí mismo en la bibliografía) y las palabras de Huntingtong han encontrado resonancia en temas sobre los que en el pasado estudié o escribí.

[1] Ceinos Arcones, Pedro. Caracteres Chinos. Un aprendizaje fácil basado en su etimología y evolución. Miraguano. Madrid. 2016

[2] Wilhelm, Richard y Hood, George W. Chinese Fairy Book. 1921.

[3] Ceinos Arcones, Pedro. El tigre en China. Imagen y símbolo. Miraguano Ediciones. Madrid. 2010

[4] En la obra de Wolfram Eberhard. The local cultures of South and East China (Brill, 1969) se encuentran numerosos ejemplos de estas situaciones,

[5] Huntington, Rania. Ghost seeking Substitutes: Female suicide and repetition. Late Imperial China Vol. 26, No. 1 (June 2005): 1–40

[6] Ver Du Shanshan, Chopsticks only work in pairs. Columbia University Press. 2002.

[7] Descritos en la obra de Peter Goullart (The Forgotten Kingdom) y especialmente en las de Joseph Rock, como Romance of K’a-ma-gyu-mi-gkyi. Bulletin de l’Ecole francaise d’Extreme-Orient. 1939.

[8] Ceinos Arcones, Pedro. La Creación del Mundo y otros mitos de los Naxi. Los Papeles del Dragón Blanco. Kunming. 2014

caracteres chinoc
perro en china

Más artículos sobre cultura china

La instrucción y los grandes exámenes a principios del siglo XX

La instrucción y los grandes exámenes a principios del siglo XX

La instrucción y los grandes exámenes En China, todos los estudios se realizan casi exclusivamente en los campos de la literatura y la historia: Si es un buen alumno, puede presentarse a los exámenes anuales, luego tomar las tres pruebas de la gran competencia trienal...

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores?

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores?

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores? Cuando llegamos a un país con una cultura tan distinta como la China es como si un manto de niebla nos cubriera los ojos, permitiéndonos solo una visión borrosa de todo lo que nos rodea. Luego vamos reconociendo los...

¿Por qué  tienes que visitar un parque chino?

¿Por qué tienes que visitar un parque chino?

¿Por qué  tienes que visitar un parque chino? Si muchos de los que viajan a China tienen la tendencia de visitar un mercado pensando que allí se concentra la esencia de la cultura del pueblo, esa visita debe de ser complementada con la de un parque, uno grande si es...

La cultura del toro dio forma a China

La cultura del toro dio forma a China

La cultura del toro dio forma a China El buey no es uno de los animales que se asocie habitualmente con la cultura china, sin embargo su importancia en la mitología, religión y vida ritual de este país es realmente importante. La cultura y la religión del toro están...

La escultura budista más bella de Beijing

La escultura budista más bella de Beijing

La escultura budista más bella de Beijing Es la “Escultura de piedra del Buda Sakyamuni con dos guardianes”, que se encuentra en el Museo de la Capital de Beijing. Está fechada en la Dinastía Wei del Norte, en el 23º año del Emperador Taihe (año 499 de nuestra era)...