Crees en el Horoscopo chino. Aquí tienes sus claves

año nuevo

¿Creemos en los Horoscopos? ¿Está nuestra vida regida por los astros? ¿La fecha de nuestro nacimiento puede determinar el desarrollo de nuestro caracter y personalidad? Son preguntas que nos realizamos cada vez que echamos un vistazo al horoscopo. Son preguntas que, de hecho, se hace la humanidad desde hace cerca de cinco mil años. Aunque nuestra mentalidad positiva nos impide creer en exceso en los horóscopos, por otra parte nos parece curioso comprobar que efectivamente las personas que pertenecen a un mismo signo, parecen compartir una serie de rasgos en su caracter.

Una de las explicaciones más interesantes sobre la relación entre la vida de las personas y los movimientos de las estrellas, se la debo a Joseph Campbell, y su magnífica obra «Las máscaras de Dios», sobre mitología comparada. En ella el autor postula que en las primitivas sociedades cazadoras, el hombre inventó los bailes que imitaban los movimientos de los animales, con la esperanza que al identificarse con su presa, la caza les sería propicia.

Con el origen de la agricultura la humanidad descubre que la vida es un ciclo continuo, que se ejemplifica en el crecimiento y muerte de sus cultivos. Las personas también nacen y mueren en un ciclo continuo, aunque su esencia permanece. En muchas fiestas populares aún se pone de manifiesto este concepto. En el Año Nuevo se apagan los fuegos, se barre lo viejo. Un año muere para que surja uno nuevo.

Al crecer en complejidad las sociedades humanas y fundarse las primeras ciudades gobernadas por reyes sacerdotes, la observación sistemática de los movimientos del sol, la luna y los cinco planetas principales, hace pensar a los religiosos que la vida en la tierra respondía a las mismas fuerzas que hacían moverse los astros celestes. Desde entonces, todas las culturas superiores no han intentado más que reflejar ese orden cósmico en la tierra. En el diseño de sus ciudades, la construcción de sus templos, el desarrollo de su vida ritual, y otros aspectos de su cultura. Posiblemente el origen del zodiaco sólo sea trasladar al terreno del individuo el mismo principio aplicado a la sociedad.

Mientras nos entretenemos descubriendo las características de nuestro signo según los chinos, no está de más una reflexión del papel que los animales a los que se les asignan los doce signos, han jugado en vida simbólica e intelectual de los pueblos de China.

A nivel popular en China circulan varias leyendas sobre el origen del Zodiaco. Según una de ellas, Dios convocó un día a todos los animales. Muchos de ellos se pusieron en camino. La rata, astutamente, pidió a la vaca que le llevara a su lomo, y esta accedió. Cuando llegaban donde estaba Dios la rata se puso a dar saltos, y todos comentaron: «Ahí llega la rata». Por eso su signo es el primero. A los otros 11 que llegaron les recompensó su bondad permitiéndoles dirigir cada uno un año. Es por eso que el horóscopo chino consiste en 12 signos que representan animales, y que se repiten cada 12 años. Los animales no sólo rigen los años lunares, los días e incluso las horas caen bajo su influencia. En realidad en la China clásica, antes del matrimonio cada persona llevaba a un adivino lo que llamaban su bazi (ocho caracteres), que se referían al año, mes, día y hora de nacimiento, para que pronosticara si esa unión sería auspiciosa o no.

Y al igual que los occidentales creemos que el mes de nacimiento determina la personalidad de cada individuo, los chinos creen que cada uno de estos elementos posee unas características especiales e influyen en el carácter de la gente. También influye el elemento al que pertenece. Los Cinco elementos son: metal, agua, madera, fuego y tierra, que combinados con los 12 animales dan un ciclo de 60 años. Eso se considera un ciclo vital, en el que influyen también el yin y el yang.

En realidad se funden varios antiguos sistemas filosóficos. Uno que identifica a las unidades de tiempo con diversos animales, el propio del zodiaco chino. Otro que le funde con la teoría de los cinco elementos, un antiguo sistema filosófico que intentaba explicar los movimientos de la historia y los aconteceres históricos según la relación entre los cinco elementos, para lo que establecía una relación entre cada uno de estos elementos y un color, una dirección cardinal, un planeta, un sabor, un órgano de nuestro cuerpo, etc. El tercero, el del yin-yang es otro complejo sistema de relaciones tendente a explicar los fenómenos naturales y sociales, basado en las antiguas prácticas geománticas que distinguían entre el lado de la montaña que recibía el sol (yang) y el que no (yin). Yang se asoció entonces con la claridad, con el sol, con el día, con el elemento masculino, con el hombre, etc., mientras que yin se asoció con la oscuridad, la luna, la noche, el elemento femenino, la mujer, etc. Estableciéndose el equilibrio en la naturaleza cuando se alcanza el equilibrio entre estos dos conceptos.

Todo chino conoce claramente los signos del zodiaco, así como las principales cualidades asociados con cada uno. De hecho, cuando alguien quiere conocer la edad de otra persona le pregunta de forma educada: «¿De que signo eres?». Muchas jóvenes llevan un pequeño colgante de jade con el signo al que pertenecen, o alguna otra pequeña joya.

El simbolismo que los distintos animales del zodiaco tienen en la cultura china, es mucho más antiguo y complejo que el propio zodiaco, reflejando un tiempo en el que la vida de las personas se mantenía todavía en estrecha relación con la naturaleza, extrayendo de ella, sus animales y plantas, los motivos con los que representaba sus anhelos espirituales, inquietudes políticas e instituciones socailes. En el libro El Tigre en China: Imagen y Símbolo, se puede descubrir el profundo significado que tiene este animal en la cultura china, tan antiguo y profundo que se podría considerar al tigre como el principal dios de la China antigua.

A continuación presentamos las características básicas de los signos del zodiaco chino, así como enlaces a los artículos donde son descritos con más detalle.

Rata: Nacidos años: 1900, 1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984
Imaginativos, encantadores, ambiciosos, honestos. Generosos con los que aman. A veces temperamentales y oportunistas. Se llevan bien con Dragón y Mono, mal con Caballo. Pueden hacer un buen papel como vendedor, escritor o crítico.

Buey: Nacidos, 1901, 1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985
Inspiran confianza, metódicos y pacientes. Buenos padres, siempre creen tener razón. Se llevan bien con Serpiente o Gallo. Mal con Oveja. Buenos como cirujanos, militares o peluqueros.

Tigre: Nacidos: 1902, 1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986
Sensitivos, emocionales, valientes, y cabezotas. Se llevan bien con Caballo y Perro. Mal con Mono. Buenos jefes, exploradores, o pilotos.

Conejo: Nacidos en 1903, 1915, 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987
Personas de talento y afectuosos, un poco superficiales. Tímidos, buscan una vida pacífica. Se llevan bien con Oveja o Cerdo, mal con Gallo. Buenos como abogados, diplomáticos y actores.

Dragón: Nacidos en 1904, 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988
Excéntricos y con una vida compleja. Apasionados, vitalistas y fanfarrones. Se llevan bien con Mono o Rata. Mal con Perro. Son buenos para trabajar como artistas, sacerdotes y políticos.

Serpiente: Nacidos 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989
Sabios e intuitivos. Perseverantes pero un poco tacaños. Se llevan bien con Buey y Gallo. Mal con Cerdo. Buenos como filósofos, profesores y psiquiatras.

Caballo: Nacidos en 1906, 1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990
Sociables y atractivos para el sexo opuesto. Muy trabajadores y un poco egoístas. Hacen buena pareja con Tigre y Perro. Mala con Rata. Son grandes aventureros, científicos y poetas.

Cabra: Nacidos en 1907, 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991
Fieles, honestos, tranquilos. Buenas parejas aunque un poco dependientes. Reservados. Se llevan bien con Conejo y Caballo. Mal con Buey. Pueden trabajar como actores o jardineros

Mono: Nacidos en 1908, 1920, 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992
Inteligentes, pero vanidosos e irritables, son poco constantes pero muy creativos. Se llevan bien con Dragón y Rata. Mal con Tigre. Son adecuados para realizar cualquier tipo de trabajo.

Gallo: Nacidos en 1909, 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993
Inteligentes y dinámicos, siempre ocupados en diferentes proyectos. Aunque algunos de ellos salgan mal son muy divertidos y un poco fanfarrones. Buena pareja con Serpiente o Buey. Mala con Conejo. Buenos soldados cocineros y viajeros.

Perro: Nacidos en 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994
Honestos, responsables, perseverantes. Pero a veces un poco obstinados con comportamientos erráticos. Se llevan bien con Caballo y Tigre. Mal con Dragón. Buenos hombres de negocios, activistas y agentes secretos.

Cerdo: Nacidos en 1911, 1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995
Pacientes y tranquilos, asumen retos difíciles. Tímidos. Se llevan bien con Conejo y Oveja. Mal con Serpiente. Buenos como artistas y abogados.

Hay algunos libros que profundizan más, con mayor o menor fundamento, en esa para nosotros incomprensible relación entre las personas y su signo del zodiaco. Entre ellos algunos de los más populares son:

Paula Del Sol. Horóscopos Chinos.

Suzane White. La Nueva Astrología China.

Hans Wilhem. Horóscopo Chino.

caracteres chinoc
perro en china

Más artículos sobre cultura china

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi O Congren Bandi busca la medicina de la inmortalidad[1]  Hubo una ocasión en que Congren Bandi salió de caza con sus hermanos. Pasaron tres días y tres noches cazando en el bosque y cuando regresaron a su casa...

El año del Buey y la cultura china

El año del Buey y la cultura china

El año del Buey y la cultura china El próximo 13 de febrero empieza un nuevo año para China, en concreto dará comienzo el Año del Buey (o del Toro o la Vaca), pues 牛 niu en chino designa a los bóvidos en general. Ya que en el pasado publiqué algunos libros sobre el...

Todo lo que hay que saber sobre el buey en el horóscopo chino

Todo lo que hay que saber sobre el buey en el horóscopo chino

Todo lo que hay que saber sobre el buey en el horóscopo chino El buey es un animal muy querido entre los chinos, a pesar de su tamaño es manso y pacífico, muchas veces en las aldeas, son los niños más pequeños los que se ocupan de llevarle al campo a jugar, raramente...

La danza del león como Danza religiosa.

La danza del león como Danza religiosa.

 LA DANZA DEL LEÓN DESCRITA POR BERTHOLD LAUFER Los bailes del león aparecieron por primera vez en China bajo la dinastía Tang (618-906 d.C.), e hicieron su debut en la corte de los reyes del Tíbet más o menos al mismo tiempo. La danza de los leones representa una...

La instrucción y los grandes exámenes a principios del siglo XX

La instrucción y los grandes exámenes a principios del siglo XX

La instrucción y los grandes exámenes En China, todos los estudios se realizan casi exclusivamente en los campos de la literatura y la historia: Si es un buen alumno, puede presentarse a los exámenes anuales, luego tomar las tres pruebas de la gran competencia trienal...

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores?

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores?

¿Quién es esa Diosa del Cielo que suelta flores? Cuando llegamos a un país con una cultura tan distinta como la China es como si un manto de niebla nos cubriera los ojos, permitiéndonos solo una visión borrosa de todo lo que nos rodea. Luego vamos reconociendo los...

Publica posts o guías culturales

 

Conviértete en autor de guías culturales o simplemente describe para nuestros lectores una experiencia de viaje interesante.

Podemos caminar juntos para convertir tu blog de viajes o cultura en un bello libro. Vamos a guiarte en todos los pasos para hacer tus sueños realidad: Expediciones, guías, monumentos, museos, fiestas tradicionales, etc.

Cuéntanos lo que ya sabes y haz a tu empresa visible para los lectores de las guías culturales.

Puedes empezar a ganar dinero desde el primer momento.