Leyenda de la diosa del Sol de los Jingpo

yunnan

Estaba en el cielo la diosa del Sol cuando un día se dio cuenta de que en la tierra había cambiado mucho la situación de los hombres. Si cuando fueron creados todos eran iguales, y sin maldad, no codiciaban las riquezas, las últimas noticias contaban que cada vez había mayor desigualdad entre la gente, que había surgido la riqueza y la pobreza y, con ello, la división entre personas buenas y malas.

Dispuesta a comprobarlo por sí misma, bajó a la tierra disfrazada de una anciana mendiga. Con ropas raídas y un cuenco roto, apareció en una aldea. Primero fue a la casa de un rico, a cuya puerta pidió de comer. El rico, enfadado, le dijo que se fuera: “¿Para qué voy a darte comida? Mejor se la tiro a mis cerdos o a mis perros. Mis cerdos más adelante me darán carne, y mis perros protegerán mi casa.”

Expulsada de malos modos, la anciana llegó poco después a una miserable cabaña en la que vivía un hijo con su madre ciega. Apenas tenían lo imprescindible para vivir, pero cuando la madre, desde el interior de la cabaña, escuchó que su hijo hablaba con la anciana, le invitó a pasar y ofreciéndole compartir las pocas verduras que tenía, le pidió que repusiera sus fuerzas hasta poder encontrar a alguien que le ayudara de mejor forma. La diosa compartió la humilde comida de esta familia. Al acabar, les pidió un poco de agua.

Bebió un tragó y lo lanzó a la cara de la madre. Un rayo de luz iluminó sus ojos por primera vez, había recuperado la visión. Bebió de nuevo expulsando el agua hacia el tejado, cuyas pajas se convirtieron inmediatamente en tejas. Un tercer trago lo lanzó hacia unas cestas vacías, y en el momento se llenaron de sabrosos granos amarillos. Luego se fue.

Los milagros de la diosa pronto llegaron a oídos de los ricos. La mujer decía al marido: “Eres un estúpido, hemos tenido la oportunidad de hacernos ricos, y tú has expulsado a patadas a ese genio.” Ante los continuos reproches de su mujer, el rico envió a algunos hombres que salieran de caza para preparar una gran fiesta, mientras otros buscaban por la aldea a la anciana para invitarla a su casa. Cuando la anciana acabó de comer los manjares que le ofrecieron, volvió a pedir agua. La mujer, avariciosa, en vez de darle un vaso, le dio un cántaro. La anciana bebió, y expulsó el primer trago en dirección al marido convirtiéndole en un perro; bebió un segundo trago, que expulsó hacia la mujer convirtiéndola en una perra; un tercer trago lo dirigió al techo de la casa y las tejas se transformaron en pajas.

Los habitantes de la aldea se sentían encantados con el castigo que la anciana había infligido al terrateniente. Ésta, aún bebió un nuevo trago de agua y, expulsándolo en dirección a la aldea, convirtió en tejas las pajas de las casas de la gente y llenó sus cestas de trigo y maíz. Luego se dirigió al centro de la aldea, y con un suspiro, desapareció. Algunos dijeron ver su sombra entre las nubes, otros dicen que escucharon:

“Ahora el malvado ha sido castigado. Tenéis nuevas casas y provisiones. Recordad, para comer debéis plantar grano suficiente, que todo el mundo trabaje, y si alguien tiene dinero, que no oprima a los demás.”

Extraído del libro “Leyendas de la Diosa Madre (y otros mitos de diosas y mujeres de los pueblos de China”. Por gentileza de Miraguano Ediciones.

libros

Más artículos sobre china

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi

Mito del origen de las medicinas entre los Naxi O Congren Bandi busca la medicina de la inmortalidad[1]  Hubo una ocasión en que Congren Bandi salió de caza con sus hermanos. Pasaron tres días y tres noches cazando en el bosque y cuando regresaron a su casa...

Chengde, un tesoro imperial al norte de Beijing

Chengde, un tesoro imperial al norte de Beijing

Chengde es una de las ciudades más interesantes de China. Cuenta con un conjunto monumental único y está rodeada por uno de los más bellos paisajes del norte de China, sin embargo, cada vez es menos visitada. Parece que los viajeros, por muy independientes que viajen,...

Los Bulang, aborígenes de Yunnan

Los Bulang, aborígenes de Yunnan

Los Bulang son uno de los pueblos más antiguos del Suroeste de la Provincia de Yunnan. Se les considera unos de los habitantes aborígenes de esta provincia, donde podrían llevar viviendo más de dos mil años. Ellos habitan esa región montañosa que forma la frontera...

Te contamos todo lo que tienes que hacer en Beijing

Te contamos todo lo que tienes que hacer en Beijing

enontrarse Casi todo el que viaja a China viaja a Beijing. A continuación se puede ver la información básica para viajar a Beijing. ¿Qué ver? ¿Como verlo? ¿por qué? Beijing, la capital de China es una ciudad enorme. Con casi 20 millones de habitantes y una extensión...

Sobrevivir al diluvio en el interior de un tambor

Sobrevivir al diluvio en el interior de un tambor

La minoría Naxi vive en el Noroeste de Yunnan. Ahora son muy famosos porque la mayoría de los viajes a Yunnan pasan por Lijiang, su hogar ancestral. Su mito fundamental, que se recita cada año cuando rinden homenaje al cielo comienza con la creación del mundo, y...