¿Y si la ciencia moderna se originó en la Ruta de la Seda?

¿Y si la ciencia moderna se originó en la Ruta de la Seda?

En una de sus obras más sorprendentes, Warriors of the Cloisters: The Central Asian Origins of Science in the Medieval World,  Christopher Beckwith, como el título de la obra indica, propone que la ciencia moderna, la ciencia occidental debe su origen a una serie de iniciativas culturales que se desarrollaron en la Rota de la Seda, principalmente en el antiguo reino de Bactria, ahora fuera de la frontera china, en el territorio de Tayikistán. Las dos instituciones a las que se refiere son las universidades originales, como centros de trasmisión continuada del conocimiento entre ciudadanos específicamente dedicados al estudio, y el método del argumento recursivo, que fue el método científico de la Edad Media en Europa. Ellas se crearon en los tiempos en los que los reinos de la Ruta de la Seda eran importantes centros de estudio y debate budista, siendo adaptados luego en lo posible, a la sociedad creada tras las invasiones musulmanas, y transmitiéndose a Europa antes de desaparecer en su lugar de origen debido a la presión religiosa.

Beckwith asegura que la ciencia moderna desciende directamente de la ciencia medieval, y que ésta a su vez experimentó una revolución cuando, bajo influencia árabe, llegaron a Europa las dos mencionadas instituciones científicas.

En cuanto a las instituciones de enseñanza superior, asegura que a pesar de los autores que consideran al “college”, precursor de La universidad, como una entidad que se desarrolla en Europa de forma autónoma, no hay indicios de la existencia del mismo antes de que se fundara el primero en París en el año 1180, por una persona que volvía de las cruzadas en Jerusalén. Ese viaje de vuelta que le habría obligado a atravesar Siria le habría puesto en contacto con las madrasas islámicas, auténticos centros de enseñanza en aquella época específicamente orientados al estudio y manutención de los estudiantes. Por otra parte es ya sabido que las madrasas islámicas se habían originado en la Ruta de la Seda unos siglos antes, y que su estructura arquitectónica, su función y su integración en la sociedad como un todo y en el mundo del saber en particular, son herederas de las viharas budistas, asimismo creadas en estas mismas tierras. Cuentan las crónicas que cuando se fundaba una vihara se le asignaban una aldea y sus habitantes para su sustento.

En cuanto al método del argumento recursivo, su origen, indudable en esa misma área geográfica, es dudoso en cuanto a su genealogía intelectual. Beckwith considera que pudo haber tenido influencias de la antigua filosofía griega (no olvidemos que durante siglos estas tierras fueron gobernadas por los reinos helenistas que sucedieron a las conquistas de Alejandro Magno), así como concepciones filosóficas locales. Como señala Beckwith «La gran importancia del método para la ciencia es su estructura formal y manifiesta, su característica más destacada, que impulsa al autor a examinar una cuestión desde todas las direcciones, incluidas las hipotéticas, llamando la atención sobre lo desconocido y fomentando la especulación sobre posibles soluciones alternativas a los problemas».

La última parte de su libro la dedica a analizar las razones por las que, siendo ambas instituciones también conocidas en el mundo árabe, India y China, sólo generaron una revolución del pensamiento en Occidente, que respondería a la aplicación de las ideas científicas propuestas por Aristóteles,  rescatadas del olvido algunas y comentadas otras por los filósofos árabes, como Avicena, que llevaron a una actitud científica ante todos los acontecimientos del saber, y a su vez al desarrollo de la ciencia moderna.

Si ya desde hace algunas décadas se ha puesto de manifiesto la importancia que tuvieron los reinos de la Ruta de la Seda en el desarrollo cultural de China, primero en la transmisión de la cultura del bronce y la domesticación de los bóvidos y óvidos desde Occidente, luego en la transmisión de un budismo, que ya no es hindú sino centro asiático, y más tarde en la transmisión de tradiciones artísticas, desde la pintura y la escultura a la música y el teatro, desarrolladas localmente, este ensayo de Beckwith invita a reevaluar la importancia que tuvieron este conjuntos de reinos pequeños pero no aislados, en el desarrollo de las grandes culturas de nuestro planeta: en concreto la de China, India, el Mundo Árabe y Europa.

Para saber más: Beckwith, Christopher. Warriors of the Cloisters: The Central Asian Origins of Science in the Medieval World. Princeton University Press, 2012.

LIBROS

Más artículos sobre viajes a china

Los 10 lugares de China que todo viajero debe visitar
Los 10 lugares de China que todo viajero debe visitar

Los 10 lugares de China que todo viajero debe visitar Nadie puede decir que conoce China si no ha visitado estos diez lugares. En mi valoración no sólo he pensado en el valor que tiene cada uno de estos lugares por su belleza natural, monumental o humana, sino por la...

Lhasa- el sueño de todo viajero
Lhasa- el sueño de todo viajero

Lhasa- el sueño de todo viajero “Cuando uno visita Lhasa, solo está pensando en volver”. En Breve: Una ciudad maravillosa que nadie puede dejar de conocer. El corazón de una cultura única en el mundo, y el artístico escenario donde se desarrollan las experiencias...

Shanghai – paradigma de la modernidad china
Shanghai – paradigma de la modernidad china

Shanghai - paradigma de la modernidad china En Breve: La metrópolis más internacional de China cuenta con un impresionante número de edificios de época colonial, barrios que recuerdan las aldeas chinas y los más vanguardistas edificios modernos. Shanghai, con más de...

Más artículos sobre cultura china

El arte de diseñar jardines entre los chinos
El arte de diseñar jardines entre los chinos

El arte de diseñar jardines entre los chinos En la década de 1740, William Chambers realizó tres viajes comerciales a China con la Compañía Sueca de las Indias Orientales. Fue el primer europeo que estudió metódicamente la arquitectura china. En un libro publicado en...

El tesoro secreto del arte antiguo chino
El tesoro secreto del arte antiguo chino

El tesoro secreto del arte antiguo chino China cuenta con un fabuloso tesoro artístico oculto a los ojos del público y de los especialistas. Es su tesoro mejor guardado, pues dada la dispersión de su localización, la dificultad de conservación e incluso de evaluación...

Pinturas de hace 2.000 años en una tumba china
Pinturas de hace 2.000 años en una tumba china

Pinturas de hace 2.000 años en una tumba china Hace ya más de  10 años que se publicó la Colección completa de los Murales desenterrados en China (The complete collection of  murals unearthed in China), una docena larga de libros que describen con abundantes...

Más artículos sobre las minorías de China

Diferentes tipos de matrimonio entre los Yao
Diferentes tipos de matrimonio entre los Yao

Por regla general los Yao de diferentes ramas se cortejan mediante el canto antifonal. Los jóvenes suelen tener libertad para elegir a sus parejas, pero no siempre se casan con ellas, ya que los padres a veces eligen la pareja desde la niñez. En todos los casos actúa...

Esquema de la historia de la minoría Yao
Esquema de la historia de la minoría Yao

Los Yao consideran que el perro Panhu es su ancestro. Una figura mítica situada en el centro de los más importantes mitos de este pueblo, que para los propios Yao ha tenido existencia real. La mayoría de los estudiosos modernos están de acuerdo con esta concepción...

La interpretación de los sueños entre los Yao
La interpretación de los sueños entre los Yao

Los Yao tienen un complejo sistema de interpretación de los sueños, que como otros pueblos vecinos, dividen en auspiciosos o infaustos. Para ellos soñar con el sol poniéndose tras una loma anunciaba una calamidad sobre los padres. Soñar con el viento y la lluvia es...