Las frases hechas en chino

Las frases hechas en chino

Uno de los aspectos más difíciles de aprender del chino son las llamadas frases hechas o chengyu (成语). En general se refiere a breves frases compuestas por cuatro caracteres que hacen alusión a algún hecho histórico o anécdota literaria de la antigüedad. Su dificultad estriba en que no sólo se debe de estar familiarizado con el hecho concreto que da origen a la frase hecha, sino a la propia construcción de la frase hecha. Ni que decir tiene que este aspecto de su lenguaje es un quebradero de cabeza para los propios estudiantes chinos, y que sólo gracias a la lenta paciencia de sus maestros y a la ayuda de los diccionarios de frases hechas, algunos de miles de páginas, los estudiantes se van familiarizando con las frases hechas más comunes.

Para ayudar a los extranjeros en su estudio del idioma chino, las editoriales locales publican con frecuencia unos libritos bilingües en los que se cuenta la historia o anécdota de algunas de las frases hechas más comunes. Hace unos días cayó por mis manos “100 Chinese Idioms and Their Stories”, del que extraigo para los lectores algunas de estas frases hechas.

牛角挂书- niujiaoguashu. Colgar un libro en el cuerno de la vaca es alabar a una persona por estudiar duramente. Se refiere a un joven, que siendo despedido del servicio imperial a finales de la dinastía Sui (581-618), no abandonó su amor por el estudio. Un día, cuando volvía a su casa con “La Historia de Han” colgada en el cuerno de su buey, fue descubierto por un gran ministro, que desde entonces procuró su amistad, haciéndole alcanzar grandes logros.

破镜重员- pojingzhongyuan. Un espejo roto de nuevo redondo. Se refiere a que un matrimonio separado puede volver a reunirse como puede llegar a arreglarse un espejo roto. Se refiere a una joven pareja de esposos que viviendo en los años previos a la fundación de la dinastía Sui, temen que las guerras y otras calamidades les lleguen a separar. La mujer rompe un espejo, y le dice al marido. “Cada uno guardará medio espejo y si un día estamos separados lo utilizará para buscar al otro en la fiesta de las linternas. Efectivamente son separados y ella se convierte en concubina de un gran ministro. Al llegar la fiesta de las linternas él recorre las calles de la capital intentando vender por un alto precio su medio espejo. Lo extraño de este caso, alguien que quiere vender muy caro un espejo roto, hace que llegue a oídos de la mujer y en última instancia conduce a que consigan reencontrarse.

塞翁失马 – saiwengshima. El viejo guardia pierde su caballo. Muchas veces se dice a continuación “¿y cómo sabes que no fue una bendición?” Pues da a entender que muchas veces los sufrimientos temporales pueden acarrear alguna ventaja en el futuro. Ejemplifica en sentido práctico la idea del yin-yang entre los chinos. Cuenta que hace mucho tiempo vivía en la frontera un guardia que tenía una buena yegua. Un día la yegua se escapó, y por más que la buscó no la pudo encontrar. Sus vecinos fueron a consolarle apenados, pero él, resignado, les contestó que nunca sabemos si una desgracia anunciará una dicha. Efectivamente a los pocos días la yegua volvió trayendo con ella un magnífico caballo. Esta vez sus vecinos acudieron a felicitarle pero él tampoco dio mucha importancia a este asunto.  No había pasado mucho tiempo cuando su único hijo, montando el nuevo caballo, sufrió un accidente y se quedó cojo. De nuevo acudieron los vecinos, esta vez a consolarle, sin que el guardia se sintiera especialmente apenado. Efectivamente, no habían pasado muchos meses cuando estalló de nuevo la guerra y todos los jóvenes fueron llamados a filas. El hijo del guardia, estando cojo, fue librado de la leva. En las batallas que siguieron muchos de los jóvenes de la vecindad perdieron la vida a manos de los enemigos. Entre ellos, por supuesto que no se encontraba el hijo del viejo guardia de la frontera.

Yang Zengqiong – 100 Chinese Idioms and Their Stories. Golden Shield Publishers. Beijing. 2013

Más post sobre caracteres chinos

La magia de los caracteres chinos

La magia de los caracteres chinos

La magia de los caracteres chinos La palabra escrita, los caracteres chinos, han tenido desde su mismo origen, un sentido mágico para los chinos. No cabe duda de que para ellos un carácter no es sólo un símbolo del concepto que dice representar, sino el propio objeto...

La importancia de los tonos

La importancia de los tonos

La importancia de los tonos Un fragmento del libro de Mario Satz Tal Orot- Dichos, sueños y pensamientos de Lo Iadúa, el Rabí desconocido. Un enfoque multicultural a algunos de los aspectos más interesantes de la interiorización. 164- “¿Has oído hablar de Shou Lao?”,...

El carácter 拆 chai – desmantelar

El carácter 拆 chai – desmantelar

El carácter 拆 chai - desmantelar Uno de los caracteres más frecuentes en la escenografía urbana de la china del desarrollo y la transformación es chai 拆- desmantelar.  Cualquier paseo por los barrios antiguos de la mayoría de las ciudades chinas llevaba continuamente...

El Melocotón, fruto de la inmortalidad

El Melocotón, fruto de la inmortalidad

El Melocotón, fruto de la inmortalidad En mi "Manual de Escritura de los Caracteres Chinos" (1) sostengo una opinión contraria a la de la mayoría de los estudiosos de los caracteres chinos, y es que, la formación de los caracteres llamados picto-fonéticos, responde no...

El carácter chino para escribir serpiente

El carácter chino para escribir serpiente

El carácter para "serpiente" El carácter chino para representar a la serpiente ha sufrido a lo largo de los siglos una curiosa evolución que, aunque visto desde la perspectiva cultural del siglo XXI, puede resultar extraño, no lo será tanto si recordamos la simbología...