Kashgar, la joya de la Ruta de la Seda

Kashgar, la joya de la Ruta de la Seda

Los que preparan un viaje a la Ruta de la Seda china de repente descubren que entre los lugares recomendados, hay uno a considerable distancia de todos los demás. Es la ciudad de Kashgar y todo aquel que realizara un viaje siguiendo la famosísima ruta comercial, abandonando China con destino a Occidente, se encontraría que Kashgar es la última gran ciudad antes de abandonar la frontera.

Y dada la distancia que le separa de otros puntos de interés, puede que le entren dudas de si deben visitarla o no. Sí. Hay que visitar Kashgar. Un viaje a la Ruta de la Seda sin visitar Kashgar es como medio viaje, y si por algunas de las múltiples circunstancias que a veces nos obligan a acortar la duración de los viajes, alguien no la visita, que sepa que le queda la mitad de la Ruta de la Seda. Pues Kashgar es la ciudad más interesante del recorrido y uno de los mitos de todo viajero. 

Los que van con el tiempo justo, normal en los viajes por esta inmensa Ruta de la Seda, suelen ir en avión desde Urumqi, y volver también en avión. Mi propuesta para los viajeros y grupos que tienen más tiempo es cruzar el mítico desierto de Taklamakan, y visitar Hotan, Yarkhand y acabar en Kashgar, lo que permitirá conocer el gran desierto y el complejo sistema de desierto y oasis en su borde meridional, con algunas visiones breves de la vida de la población local.

La ciudad

La ciudad de Kashgar está en medio de un gran oasis, rodeada de fértiles tierras que los uigures, sus habitantes tradicionales, cultivan intensamente, especialmente trigo y árboles frutales, pero separada del resto del mundo por largos tramos de desierto y espeluznantes montañas. Esto ha hecho que la ciudad se haya convertido en dos proyectos humanos aparentemente contradictorios.

Por una parte en un universo cerrado y contenido en sí mismo, el de los campesinos locales que desde tiempo inmemorial viven en los campos que la rodean, y por otra en una cosmopolita parada en las rutas comerciales que cruzan Asia Central. Pues Kashgar no es solo una parada importante en la Ruta de la Seda, sino también en los caminos que comunican con Pakistán, y comunicaban a través de este país, con esa India de cuya cultura se nutrió el budismo chino.

Eso hace que, aunque hemos dicho que los habitantes tradicionales de Kashgar son los uigures, en sus calles, plazas y mezquitas se encuentren representantes de las principales minorías de Xinjiang y ciudadanos de los países vecinos, especialmente reconocibles son los comerciantes pakistaníes, con sus trajes tradicionales. Esta claro que Kashgar es una ciudad uigur y es a la vez una ciudad fronteriza (bueno, a unos cientos de kilómetros de Pakistán y Tajikistan), en la que conviven uigures, chinos, kirguises y tajiks, con comerciantes llegados de Tajikistan, Pakistán y Afganistán.

A pesar de todos estos vaivenes humanos e históricos, la ciudad ha sabido conservar con mayor celo su legado histórico, y es una ciudad en la que se mantienen vivas tradiciones ya desaparecidas en el resto del mundo. Y hablo de vaivenes porque Kashgar siempre ha estado en una situación un tanto inestable, reflejando las tensiones entre el estado central y las minorías, y entre China y los poderosos vecinos. Kashgar era un nido de espías en la época del “Gran Juego” por el que Inglaterra y Rusia competían por hacerse con el dominio de Asia Central.

Las calles de Kashgar

Eso explica que la ciudad destaque, además de por los dos grandes monumentos que mencionaremos luego, por sus barrios antiguos, esos laberintos de calles amarillas y polvorientas, sus mezquitas, sus cafés, sus tiendas de productos tradicionales. Por una serie de entidades humanas que le dan un aire único, lo que trasmite al viajero esa agradable sensación de haber alcanzado, por fin, uno de los puntos realmente originales de nuestro planeta.

Como escribí en el pequeño librito que escribí para la revista Viajar sobre la Ruta de la Seda: “En contraste con esas ciudades perdidas y capitales invadidas por el desierto, Kashgar es la vida, la cashba, el gran oasis, los árboles frutales, las calles estrechas, el presente. Kashgar simboliza el otro aspecto de la Ruta de la Seda, la frontera, el movimiento de las personas y mercancías, las caravanas que van y vienen, los grandes mercados y el continuo bullicio; en sus calles nos encontramos con gentes llegadas de Pakistán, Afganistán, Tajidistán, y quien sabe cuántos otros sitios más, como antaño se podían descubrir viajeros llegados de la India, Persia, Siria, Constantinopla y la lejana Roma.”

En sus cafeterías y mercados se escuchan también idiomas que dan fe del florecimiento comercial y humano de este oasis situado en el extremo occidental de China.

Mezquita Idkah

La Mezquita Idkah, situada en el centro de la ciudad, es el monumento más famoso, y el primero que suelen visitar los viajeros. Es el monumento más antiguo de la ciudad, pues fue construido originalmente en el siglo XV, en el año 1442, el de mayor tamaño, pues tiene 140 metros de largo y 120 de ancho, contando con una superficie de 16.800 m2, y el de mayor importancia cultural.

La mezquita cuenta con un gran jardín de árboles centenarios, y en su parte oeste está la sala de oración. Esta sala, sostenida por 140 grandes pilares verdes, es de las más grandes salas de oraciones musulmanas, pues tiene 140 metros de largo y 19 de ancho.

Pero a la vez la mezquita es el centro natural de la ciudad antigua. Frente a ella hay una gran plaza, tras la plaza calles con construcciones un poco modernas, siempre animadas con un sabor único. Detrás de Mezquita se encuentra el laberinto de callejuelas común a otras poblaciones musulmanas, pero único en China. Este no es el único barrio tradicional de la ciudad, pero es sin duda el más carismático y el que mejor seduce con su magia al viajero.

La Tumba de Apark Khoja

La Tumba de Apark Khoja es el edificio único más bello que se puede ver en la Ruta de la seda y uno de los más bonitos de toda China. Su planta magnífica, su fachada en la que el blanco de los muros se combina con el verde de sus azulejos, su pórtico curvado y enmarcado en azulejos, esta vez azules, sus cuatro minaretes multicolores bellamente decoradas en sus esquinas, y la cúpula completando la construcción, con el brillo del sol casi permanente en la ciudad, nos hacen comprender que nos alejamos de una esfera cultural y nos acercamos a otra. Que estamos en la frontera de civilizaciones, que estas tierras son ya otro mundo, pues el estilo de la construcción entronca con tradiciones comunes mucho más al oeste, evocando los monumentos de Samarkanda y Bukhara.

La tumba está situada a 5 kilómetros de la ciudad, y es más moderna que la mezquita, pues se construyó en el siglo XVII (año 1640). Fue construida para uno de los más importantes líderes religiosos de la ciudad. Posteriormente se enterraron en la misma hasta otros 72 líderes religiosos de la misma familia, aunque hoy en día no están todas sus tumbas en el interior. Además, la famosa princesa uigur Xiangfei, que fue concubina del emperador Qianlong, también está enterrada en este mausoleo.

La visita tranquila a este mausoleo se debe complementar con el magnífico jardín situado a su puerta y el gran cementerio musulmán detrás de él.

Si estás pensando en viajar a la Ruta de la Seda, ponte en contacto con nosotros. Podemos hacer de este viaje el viaje de tu vida.

LINKS

Puedes encontrar más información sobre Viajar a Kashgar y a China en VIAJES GUIAS CULTURALES.

LIBROS

Más artículos sobre viajes a china

¿Y si la ciencia moderna se originó en la Ruta de la Seda?
¿Y si la ciencia moderna se originó en la Ruta de la Seda?

¿Y si la ciencia moderna se originó en la Ruta de la Seda? En una de sus obras más sorprendentes, Warriors of the Cloisters: The Central Asian Origins of Science in the Medieval World,  Christopher Beckwith, como el título de la obra indica, propone que la ciencia...

Gloria de Xian en la dinastía Tang
Gloria de Xian en la dinastía Tang

Gloria de Xian en la dinastía Tang Todo visitante a la ciudad de Xian ha escuchado decir que la ciudad alcanzó su máximo esplendor durante la dinastía Tang, pero dado que hoy en día apenas quedan de esa dinastía la Gran Pagoda de la Oca, la Pequeña Pagoda de la Oca y...

10 actividades que no hay que perderse en Jianshui
10 actividades que no hay que perderse en Jianshui

10 actividades que no hay que perderse en Jianshui Dormir en un hotel antiguo. La ciudad no sólo cuenta con un buen número de zonas antiguas, sino que en los últimos años el gobierno local ayudó a la restauración de 10 hoteles en casas antiguas, lo que convierte a...

Más artículos sobre cultura china

Retrato de un mandarín en 1800
Retrato de un mandarín en 1800

Retrato de un mandarín en 1800 Este fue el año en el que se publicó un libro muy interesante, que a través de 60 retratos, intentaba mostrar algunos aspectos de la vida en China al público occidental. Un libro ya del dominio público, del que adaptamos “Un mandarín de...

El arte de diseñar jardines entre los chinos
El arte de diseñar jardines entre los chinos

El arte de diseñar jardines entre los chinos En la década de 1740, William Chambers realizó tres viajes comerciales a China con la Compañía Sueca de las Indias Orientales. Fue el primer europeo que estudió metódicamente la arquitectura china. En un libro publicado en...

El tesoro secreto del arte antiguo chino
El tesoro secreto del arte antiguo chino

El tesoro secreto del arte antiguo chino China cuenta con un fabuloso tesoro artístico oculto a los ojos del público y de los especialistas. Es su tesoro mejor guardado, pues dada la dispersión de su localización, la dificultad de conservación e incluso de evaluación...

Más artículos sobre las minorías de China

El héroe tigre de los Naxi
El héroe tigre de los Naxi

El héroe tigre de los Naxi[1] Hace mucho tiempo vivía en la zona de Baoshan un hombre llamado Gaoqu Gaobo, que tenía un cuerpo fuerte, una viva inteligencia y ciertos poderes mágicos. Siempre estaba dispuesto a ayudar a la gente. Un día salió de viaje con un grupo de...

Asombroso: el tesoro más preciado de los yaks es su estiércol
Asombroso: el tesoro más preciado de los yaks es su estiércol

Asombroso: el tesoro más preciado de los yaks es su estiércol La mayoría de los viajeros que visitaron el Tíbet en tiempos pasados se dieron cuenta de la importancia que, para el mantenimiento de la vida de los nómadas y viajeros tibetanos, tenía el estiércol de los...

Cuentos chinos de Aizhanglai, el pícaro  de los Bulang
Cuentos chinos de Aizhanglai, el pícaro de los Bulang

Cuentos chinos de Aizhanglai, el pícaro  de los Bulang El fruto de la sabiduría Hubo un día en que Aizhanglai llegó a una aldea que estaba un poco lejos de su casa. La gente de esa aldea había oído decir que él era la persona más lista sobre la tierra, y en cuanto...