“Los Naxi son uno de los grupos étnicos más interesantes de China. Su cultura ha conseguido conservar una serie de características especiales que les convierte en uno de los grupos étnicos más originales en nuestro planeta, entre los que se incluyen la preservación de la única escritura pictográfica todavía en uso, así como la religión asociada con ella, el desarrollo de una filosofía que enfatiza el respeto y la conservación de la naturaleza, las tendencias matrilineales de sus sociedad, y su capacidad de conservar tradiciones que ya han desaparecido en otros lugares.”

Los Naxi son unas 280,000 personas que viven fundamentalmente en el noroeste de la provincia de Yunnan, especialmente alrededor de la ciudad de Lijiang, y en las tierras bajas de la cuenca del río Yangtze, llamado Jinshajiang en esa zona. Su distribución, no obstante, tiene forma de media estrella, pues sus ímpetus conquistadores llevaron colonos Naxi hasta la cuenca del río Mekong, la frontera Tibetana y otros lugares remotos. A lo largo de siglos de ocupación de esta región los Naxi se han adaptado, transformando su cultura, a distintos ambientes. En general viven en las tierras bajas o las de media altura, dejando las cumbres más inhóspitas a poblaciones Pumi, Lisu, Yi o Miao. El territorio de los Naxi está definido por el río Yangtze y la Montaña del Dragón de Jade, trece majestuosos picos, el glaciar más meridional con nieve perpetua en el hemisferio norte. Su clima es continental, sin temperaturas extremas, con una estación lluviosa en verano.

El centro político, económico y cultural de los Naxi es la ciudad de Lijiang. Una ciudad antigua con más de 800 años de historia, que fue la residencia tradicional de los reyes Naxi y posteriormente de los gobernadores chinos. Una ciudad que en los últimos años, debido al desarrollo del turismo, ha visto disminuir alarmantemente su población Naxi. En las cercanías de Lijiang se encuentran otros lugares importantes para la historia Naxi, especialmente la aldea de Baisha, lugar ancestral de sus reyes, que conserva los templos más antiguos, y la montaña del Dragón de Jade, considerada en la época clásica una deidad protectora de los Naxi y sus reyes. Los Naxi que viven en estas llanuras cercanas a Lijiang, aunque son los más conocidos, son los que han recibido mayores influencias chinas, habiendo abandonado hace muchos años su cultura ancestral. Ésta ha evolucionado de forma distinta en otras cuatro regiones difícilmente comunicables entre sí, lo que permite hablar de otras cuatro zonas etno-geográficas, en cada una de las cuales la cultura Naxi ha conservado características especiales: las tierras que se alejan hacia la cuenca del río Mekong, donde los Naxi viven cerca de los tibetanos, las regiones de Baishuitai, al otro lado del río Yangtze, donde la cultura Naxi conserva con más celo, los territorios al norte de Lijiang, poco adecuados para el cultivo del arroz, que recibieron escasa influencia china, y las comunidades de la comarca de Ella, que han permanecido casi aisladas durante cientos de años, conservando algunas características culturales que pueden corresponder con las que eran corrientes en Lijiang hace 400 años. 

La lengua Naxi pertenece a la familia Sino-Tibetana, grupo Tibeto-Birmano, rama loloísta, lo que nos hace esperar que su cultura esté especialmente relacionada con la de los Yi (antiguamente llamados Lolo), como es efectivamente en sus estratos más antiguos. Es un lenguaje que cuenta con cuatro tonos, 31 consonantes y 21 vocales. El orden de construcción de las oraciones es sujeto – objeto – predicado. La lengua Naxi se ha dividido tradicionalmente en 2 grandes dialectos, el del Este, que correspondería al lenguaje Moso y el del oeste, el de los Naxi propiamente dichos. En el Naxi hay al menos tres variedades bien diferenciadas, cuyos hablantes a veces experimentan dificultades para comunicarse: Son la variedad de Lijiang, con unos 30.000 hablantes, más influida por el chino, la variedad de las zonas centrales, hablada por unas 100.000 personas, y la variedad de Baoshan, hablada por las comunidades al norte de Lijiang. Pero hay poblaciones bastante aisladas y poco conocidas que hablan dialectos escasamente estudiados, como las ramas Rerke de Baidi, Lare de Eya o Lulu de Tacheng y Ludian.

Esta información esta sacada del primer cápitulo del libro Sons of Heaven, Brothers of Nature: The Naxi of Southwest China. De Pedro Ceinos Arcones. Los interesados en la cultura de los Naxi pueden comprarlo en www.amazon.com o www.amazon.es
Más información sobre los Naxi se puede conseguir en www.ethnic-china.com

admin - Author

You Might Also Like

Enter Your Comments Here..

Todos los materiales publicados (textos y fotos) en esta página son para el uso y disfrute de los lectores. Aquellos que deseen dar a conocer dichos materiales a terceras personas, podrán utilizar para hacerlo fragmentos de la información aquí disponible, indicando su origen y creando el oportuno link al artículo correspondiente. Las fotos son también propiedad del autor. No se podrá hacer un uso comercial de las mismas ni reproducir en otro medio sin la debida autorización del autor.