La primera descripción de la Religión de los Yi

yunnan

La primera descripción de la Religión de los Yi

Por el padre François Louis Crabouillet en 1872.

La religión de los Lolos[1] es la de los hechiceros: apenas consiste en conjuraciones de espíritus malignos, según ellos, los únicos autores del mal. Sin ser devotos como los tibetanos, ni adoradores de ídolos, tienen muchas prácticas menores de vana observancia, y ponen una confianza ciega en sus hechizos. Temen al diablo y a las imprecaciones diabólicas, por lo que, para evitar sus influencias desastrosas, llevan amuletos como talismanes y cuelgan ramas de árboles o cráneos de animales en las paredes de sus casas[2].

La deidad, que es objeto de gran veneración, es un tal Ou-lang, el primero de los humanos y el inventor de los cereales; también fue, dicen, un famoso asesino de bestias salvajes. Para representarlo, durante los sacrificios, clavan un palo en el suelo sobre el que arrojan algún tipo de prenda.

Los bonzos no tienen más carácter distintivo en la tribu que su título. Actúan como médicos. Llamados a visitar a un enfermo, se contentan con realizar exorcismos, ya que todo mal, según los lolos, es causado por espíritus malignos[3]. Con tal persuasión, es comprensible que estos bárbaros desprecien los remedios, que consideren a los bonzos como benefactores de la humanidad doliente y les supongan un poder ilimitado sobre los genios del mal.

El bonzo médico, requerido para cortar una fiebre o curar un reumatismo, o incluso una enfermedad incurable, se pone en situación de expulsar el fluido mórbido, es decir, el diablo, recitando oraciones que acentúa con gestos enérgicos, y aturdiendo al paciente con el sonido del tambor[4].

También se ofrecen bueyes y ovejas como sacrificios, para aplacar la ira de los espíritus. Si el mal se muestra rebelde, se matan otras víctimas y luego se consulta el destino mediante un hueso de oveja. Este tipo de adivinación está muy en boga, no sólo entre los lolos, sino entre los pueblos de la alta Asia, ya sea para leer el futuro o para consultar el destino sobre asuntos importantes[5]. A continuación se describe brevemente cómo se hace.

Se coge una paleta de cordero cocida y con un cuchillo se le quita la carne. El hueso desnudo se coloca en las brasas, donde permanece hasta que se considera que tiene suficientes grietas. Es a partir de la disposición de estas grietas, de sus proporciones, de su conexión entre sí, que se determina el futuro, el resultado de una empresa, la vida o la muerte.

Los lolos tienen una vaga idea de la vida futura: tras la muerte, el alma vuela al cielo y se fija allí en forma de estrella. Saben que una vez un diluvio arrasó el mundo, y afirman que sus antepasados escaparon de él en el Monte Polo.

[1] Nombre con el se les conocía hasta 1949.

[2] Costumbres bastante extendidas en el resto de China, donde se cuelgan ramas de cálamo o de ajenjo a la puerta de casa en la fiesta Duanwu, y en occidente donde las bucrania (calaveras bovinas) han estado muy extendidas a lo largo de la historia.

[3] Idea popular también en el folklore del resto de China.

[4] Parece que describe a grandes rasgos una sesión chamánica en la que el tambor conduce al chamán a otras realidades, y mientras su alma busca la cura para el enfermo, realiza gestos extraños.

[5] Una forma especialmente sofisticada de la misma se utilizó en la dinastía Shang dando origen a la primera escritura pictográfica china, y esa ya era heredera de tradiciones semejantes a la que se describe para los Yi.

Más información, y links a algunos artículos académicos se puede ver (en inglés) en Ethnic-China

Para citar este artículo: Ceinos Arcones, Pedro, "La primera descripción de la Religión de los Yi," in Chinaviva, 21 marzo 2021, http://chinaviva.com/la-primera-descripcion-de-la-religion-de-los-yi/.
LIBROS

Más artículos sobre las etnias de China

El funeral cantado de los Kucong de China

El funeral cantado de los Kucong de China

El funeral cantado de los Kucong Entre los Kucong, uno de los pueblos que más persistentemente ha mantenido su aislamiento en las zonas montañosas de la frontera de China y Laos, las diferentes etapas del funeral se celebran a través de la música, lo que da a la...

Mito Yao- Por que los peces muertos no cierran los ojos

Mito Yao- Por que los peces muertos no cierran los ojos

Mito Yao- Por que los peces muertos no cierran los ojos Los peces viven en el agua, el amplio mundo acuático es su hogar, de un lugar para otro nadan buscando su comida, disfrutando de felices existencias. Pero el goloso pescador suele ir usar redes y anzuelos para...

El tambor del clan entre los Balou Yao

El tambor del clan entre los Balou Yao

El tambor del clan entre los Balou Yao Los Yao son uno de los pueblos más extendidos por las montañas del sur de China. Tienen numerosas ramas, con lenguajes y culturas bastante diferentes. Una de ellas es la llamada Yao de los Pantalones Blancos (Baiku Yao), que...