Puerta de Qianmen

            Cuando uno mira un mapa de Beijing se ve sorprendido por su forma. Pues en el trazado de sus calles aún se distingue el lugar donde estaba la antigua muralla, y en vez de descubrirse una muralla cuadrada o rectangular, como sería de esperar en una ciudad china, se ve que una muralla de esta forma es complementada con otra semicircular en la parte sur. Beijing contaba, de hecho, con cuatro murallas. La de la Ciudad Prohibida, la de la Ciudad Imperial, que incluía otras dependencias de la administración propiamente dicha, la Muralla de Beijing, rectangular, y una extensión de la muralla en la parte sur que protegía los distritos comerciales situados al sur de la puerta Qianmen.

            La muralla que rodeaba Beijing discurría por donde ahora va la línea 2 del metro y el Segundo Cinturón. Fue derribada en los años 50, salvándose solo algunos tramos de su ángulo sud-oriental, utilizados por los ciudadanos como parte de sus casas. En el año 2000 los vecinos fueron reubicados y los tramos de muralla reconstruidos y unidos, utilizando donde fue posible los ladrillos originales. Es el tramo que se puede visitar desde la puerta Dongbianmen.

            La muralla de Beijing data de la dinastía Ming. Fue una ampliación de la muralla yuan que acabó teniendo forma rectangular. Tenía nueve puertas, cada una con una función determinada. Estos puertas todavía conforman la estructura de la ciudad moderna.          

            La puerta más importante, al sur de la Plaza Tiananmen, era la Puerta Zhengyang y es la única íntegramente conservada. Fue construida en 1419 y estaba reservada para el uso exclusivo de los carruajes imperiales. La puerta cuenta con un complejo sistema defensivo que incluye una torre de flechas, elevada para ver al enemigo desde lejos, y una entrada barbacana construida entre la puerta y la torre de flechas. En su interior tenía un templo y una tienda de vasijas, lo que garantizaba que si había que defender la ciudad arrojando agua hirviendo a los atacantes, siempre habría vasijas a mano.

            A su oeste estaba la puerta Xuanwu o del genio militar, por donde salían los condenados a ser decapitados. Al oeste estaban las puertas Fuchengmen, por donde entraba el carbón procedente de Mengtougou y Xizhimen, por donde entraba el agua de las Colinas de la Fuente de Jade para la ciudad imperial. En el norte, la puerta Deshengmen o del Triunfo Moral, era por donde salían los ejércitos a la guerra, que debían regresar victoriosos por la Puerta Andingmen, que era a la vez por donde se sacaban los desperdicios de la ciudad. Al este estaban la puerta Dongzhimen para transportar madera y la puerta Chaoyangmen, para el grano. Por la puerta Chongwenmen, al sur, entraban el vino y licor, pues esa puerta tenía impuestos muy altos, prohibitivos para otras mercancías.

            Además de la puerta Zhengyang aún están en pie la Puerta Deshengmen, en la parte noroeste del Segundo Cinturón, que se alza majestuosa sobre las casas bajas de la ciudad antigua. La puerta Dongbianmen, en la parte oriental del Segundo Cinturón, pertenece al bucle de muralla que protegía los comercios chinos. En la parte occidental queda una pequeña sección de muralla junto a la antigua puerta Guang’anmen.

EXTRAÍDO DE BEIJING: GUÍA CULTURAL.

Las puertas más bellas actualmente conservadas son la de Zhengyangmen y Deshengmen. Ambas pueden ser visitadas a traves de la línea dos de metro, en las paradas respectivamente de Qianmen (前门) y Jishuitan (积水潭)

admin - Author

You Might Also Like

Enter Your Comments Here..

Todos los materiales publicados (textos y fotos) en esta página son para el uso y disfrute de los lectores. Aquellos que deseen dar a conocer dichos materiales a terceras personas, podrán utilizar para hacerlo fragmentos de la información aquí disponible, indicando su origen y creando el oportuno link al artículo correspondiente. Las fotos son también propiedad del autor. No se podrá hacer un uso comercial de las mismas ni reproducir en otro medio sin la debida autorización del autor.