home · viajes · libros · etnias · cultura · horóscopo · fotos · videos

La noche en Xian

Pedro Ceinos Arcones, 2014

(Se recomienda disfrutar de las fotos a pantalla completa F11)

Xian, famosa en el mundo entero por el descubrimiento de los guerreros y caballos de terracota, es hoy en día, una ciudad moderna. El viajero que llega a sus tierras se verá sorprendido por la cantidad de construcciones modernas, edificios públicos, anchas avenidas, tiendas de lujo y una población cosmopolita y elegante. No en vano Xian es la ciudad más importante del noroeste de China, y el punto de partida de esa nueva Ruta de la Seda mediante la que China promociona sus relaciones comerciales y culturales con los países de Asia Central y hasta con Europa.

Si durante el día el casco urbano puede decepcionar a algunos en esa monotonía del progreso globalizado, cuando cae la noche la ciudad se transforma, el alma tradicional de la población parece rebelarse ante las constricciones de la modernización, y según los grandes edificios de oficinas van apagando sus luces y los grandes centros comerciales cerrando sus puertas, otro Xian se va revelando a los ojos del viajero. Es el Xian oscuro, el Xian del yin, en de la luna, el que se apodera de calles poco iluminadas para dar rienda suelta a actividades que ya parecen reliquias de otra época, de otro mundo.

Es el Xian en el que las calles recobran su dimensión humana. En esas calles poco iluminadas en las que la verdadera dimensión de los enormes edificios queda difuminada por la oscuridad, sólo cuenta lo que se ve: hombres y mujeres en continua actividad. Y así mientras algunos ciudadanos practican el baile en los lugares más  despejados, otros echan su partida de cartas a la sombra de muros milenarios, comparten las delicias de esa tradición gastronómica popular en vías de desaparecer en los cruces más concurridos, o se aferran al viejo recurso del comercio para ganarse la vida en las anchas avenidas que sólo unas horas antes eran paradigma de orden y modernidad.

Ese Xian oscuro, en el que la identidad de cada persona se diluye bajo la débil iluminación de una bombilla o una farola, es el Xian inmutable, y como tal ofrece unos contrastes sorprendentes. Las luces y las sombras en su lucha eterna, los rojos y amarillos cortejándose en silenciosas combinaciones. Hombres y mujeres a punto de iniciar ese baile secular a la luz de la hoguera.

     
  xian1  
 
 
  xian2  
 
 
  xian3  
 
 
  xian4  
 
 
  xian5  
 
 
  xian6  
     
  xian7  
     
  xian8  

© Copyright. Estas imágenes son propiedad del autor. Cualquiera interesado en utilizarlas rogamos se ponga en contacto con él.