Cuentos del perro fiel: China, Mongolia, Occidente.

año nuevo

En la cultura china tenemos muchos relatos históricos y folklóricos que enaltecían a los perros, situando al amigo animal por encima de los semejantes. Eso era debido a la fidelidad a su amo, una de las virtudes más apreciadas en la sociedad china. En las leyendas, cuentos populares e historias dinásticas de China hay un buen número de personajes caninos popularmente conocidos por su especial lealtad hacia el amo. Uno de los cuentos más famosos es El perro fiel.

La leyenda del perro fiel

“Durante la época Tai-Ho (366-371) de la dinastía Qin, un hombre llamado Yang, de Guangling tenía un perro con el que se sentía profundamente ligado (modificaciones del cuento señalan que el perro había sido recogido de la calle cuando estaba en los huesos). El señor Yang llevaba a su perro a cualquier lugar donde fuera. Sucedió un día que habiendo bebido el señor Yang demasiado vino, se quedó dormido en medio del campo.  Entonces unos campesinos empezaron a quemar las pajas del campo, y como era invierno, había un viento muy fuerte. El perro, asustado porque las llamas pudieran alcanzar a su amo, empezó a ladrar y aullar para despertarle, pero el amo estaba demasiado borracho para darse cuenta de su peligro. Viendo que de esa forma no podría salvarle el perro se acercó a un estanque cercano, y lanzándose a él, volvió junto a su amo sacudiéndose el agua sobre la hierba que le rodeaba. Hizo así cuantas veces vio necesario, de tal forma que creó un círculo de hierba mojada alrededor del lugar donde su amo dormía, y cuando el fuego llegó hasta él no le causó ningún daño.

Yang no se dio cuenta de lo que sucedía hasta que se despertó.

En otra ocasión, cuando estaba caminando en la oscuridad, Yang cayó en un pozo vacío. Su perro estuvo ladrando toda la noche tratando de llamar la atención de cualquier viajero que pudiera ayudarles, pero la ayuda no llegó hasta la mañana, cuando uno de los primeros caminantes que se puso en marcha, se quedó sorprendido al encontrar a un perro ladrando a la vera del camino. Siguiendo las señas del perro se acercó a la orilla del pozo, donde descubrió a Yang.

“Por favor, ayúdeme a salir, y prometo recompensarle con generosidad.”

El paseante le contestó. “Deme ese perro y le ayudaré a salir.”

            “Este perro ha salvado mi vida. No puedo deshacerme de él. Pídame cualquier otra cosa.”

“Si no me puede dar el perro, mejor será que se quede en el pozo.”

El perro, entendiendo el cariz que tomaba la conversación, hizo una seña al señor Yang para que aceptara las exigencias del paseante.

“Muy bien,” dio entonces Yang “le entregaré el perro.”

Entonces el forastero le ayudó a salir del pozo, ató una cuerda al cuello del perro y se marchó con él.

Cinco días después el perro regresó a la casa de Yang” (Yang y Yang 1990: 86).

Otra versión de la leyenda

En otra versión el fuego es provocado por el gobernador durante una batida de caza. El perro fiel queda muerto junto a su amo, agotado por el esfuerzo de correr al río una y otra vez para salvarle, y el gobernador, asombrado por su lealtad ordena que se erija un templo para recordarle, templo que se sitúa en la provincia de Shandong.

Cuentos de perros fieles existen allá donde hay perros, pues son un reflejo de esa fidelidad que invariablemente muestran hacia sus amos. Uno de los más populares, con variaciones pequeñas entre diferentes culturas, utilizado para educar a los jóvenes en la necesidad de pensar antes de actuar, también se llama El perro fiel, aunque su desarrollo es distinto. Traemos aquí la versión que circula entre los mongoles, en la que el protagonista esta vez es un zorro en vez de un perro.

Versión de “El Perro fiel entre los mongoles”

“Había un cazador y su mujer que vivían muy felices. Tuvieron un hijo, y poco después el cazador encontró un cachorro de zorro que se llevó a casa como regalo para su hijo. El niño se aficionó mucho al zorrito y su madre muchas veces les dejaba a los dos solos y salía a ayudar a su marido. Cuando regresaba, el zorrito siempre salía a recibirla dando saltos de contento.

Un día, cuando la madre regresó a casa se sintió sorprendida al ver que el zorrito no salía a recibirla, sino que sentado en el umbral de la yurta gemía tristemente. Y al acercarse notó que además estaba cubierto de sangre.

“Dios mío. Este animal ha matado a mi niño.” Gritó la mujer. Y tomando una gran piedra mató de un golpe al zorrito, corriendo después al interior de su yurta. Allí descubrió a su pequeño riendo feliz. Y junto a él una gran serpiente hecha pedazos. Entonces se dio cuenta de lo que había pasado, y se maldijo a sí misma por haber matado al zorrito” (Luvsanjav y Travers 1987: 160).

El culto a San Guinefort

Una historia semejante fue la responsable del surgimiento del culto a San Guinefort, el único santo perro, en el sur de Francia. Pues su dueño, al darse cuenta de que había matado a su perro fiel por su falta de reflexión, le enterró en una tumba cuidada que pronto empezó ser venerada por la gente. Durante muchos siglos los peregrinos acudían a visitar su tumba para rogar por la curación de sus hijos enfermos. San Guinefort no desapareció definitivamente del santoral hasta primeros del siglo XX.

Referencias: Ceinos Arcones, Pedro: La magia del Perro en China y el mundo.

Folklore

folklore chino

Más artículos sobre china

Chengde, un tesoro imperial al norte de Beijing

Chengde, un tesoro imperial al norte de Beijing

Chengde es una de las ciudades más interesantes de China. Cuenta con un conjunto monumental único y está rodeada por uno de los más bellos paisajes del norte de China, sin embargo, cada vez es menos visitada. Parece que los viajeros, por muy independientes que viajen,...

Los Bulang, aborígenes de Yunnan

Los Bulang, aborígenes de Yunnan

Los Bulang son uno de los pueblos más antiguos del Suroeste de la Provincia de Yunnan. Se les considera unos de los habitantes aborígenes de esta provincia, donde podrían llevar viviendo más de dos mil años. Ellos habitan esa región montañosa que forma la frontera...

Te contamos todo lo que tienes que hacer en Beijing

Te contamos todo lo que tienes que hacer en Beijing

enontrarse Casi todo el que viaja a China viaja a Beijing. A continuación se puede ver la información básica para viajar a Beijing. ¿Qué ver? ¿Como verlo? ¿por qué? Beijing, la capital de China es una ciudad enorme. Con casi 20 millones de habitantes y una extensión...

Sobrevivir al diluvio en el interior de un tambor

Sobrevivir al diluvio en el interior de un tambor

La minoría Naxi vive en el Noroeste de Yunnan. Ahora son muy famosos porque la mayoría de los viajes a Yunnan pasan por Lijiang, su hogar ancestral. Su mito fundamental, que se recita cada año cuando rinden homenaje al cielo comienza con la creación del mundo, y...

China también tuvo sus Sherlock Holmes, descubrelos

China también tuvo sus Sherlock Holmes, descubrelos

En los días pasados, tras la lectura de No tan elemental: Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2014), una bella obra de difícil clasificación, en la que el autor Daniel Tubau, con el pretexto de un recorrido por las aventuras de Sherlock Holmes, invita al lector a una...